Familias terrenales: un reflejo de la familia en el cielo

El domingo pasado (12 de mayo), mucha gente en américa del norte, europa y otros celebraron el Día de la Madre y se preparan para celebrar el Día del Padre el próximo mes (16 de junio). Para muchos, esta época del año está llena de nostalgia y recuerdos de padres amorosos, acompañados con tarjetas y regalos. Sin embargo, para otros, esta época del año es difícil, ya que trae pensamientos acerca de familias rotas, niños separados o incluso agudiza el dolor de una pérdida o de infertilidad.

De acuerdo con el modelo establecido en el Jardín del Edén, la unidad familiar ideal está compuesta por una madre y un padre amorosos y comprensivos; sin embargo, debido al pecado, este modelo nunca se realizará completamente de este lado del Cielo. Incluso dentro de la iglesia adventista, los padres y los niños no pueden escapar de las consecuencias del pecado.

Sin embargo, la noticia no es del todo mala! Como parte de la Encuesta Mundial de Miembros de la Iglesia (GCMS) del 2018, se preguntó a los miembros de todo el mundo sobre sus relaciones con sus padres (P22.01). Más de cuatro en cada cinco (casi el 80%) encuestados estuvieron de acuerdo (40.4%) o muy de acuerdo (38.5%) con la afirmación “me siento cercano a mis padres o tutores”. Menos de uno de cada diez (7,5%) compartió que no está seguro de su relación con sus padres, mientras que aproximadamente el 6% no estuvo de acuerdo en una u otra medida.

Estas cifras son alentadoras, en general, dado el papel crucial que desempeñan los padres o tutores en el desarrollo de un niño. Uno de los muchos deberes de los padres es "entrenar a un niño de la manera en que debe ir" (Prov. 22: 6) y para muchos padres adventistas, este "entrenamiento" incluye guiar a sus hijos en discusiones religiosas y responder preguntas espirituales difíciles.

Como parte de la misma encuesta, se les preguntó a los encuestados si, durante la infancia pudieron hablar fácilmente con uno o ambos padres sobre temas religiosos (P22.03). Si bien no todos los encuestados crecieron con padres adventistas, su relación continua con la iglesia sugiere que, durante sus años de formación, se les alentó a hablar sobre cuestiones religiosas con uno o ambos padres. Siete de cada diez encuestados estuvieron de acuerdo (40.6%) o muy de acuerdo (30.5%) en que tenían este tipo de relación con sus padres o guardianes, mientras que el 9.1% admitió que no estaban seguros. Solo el 9.3% de los encuestados no estuvo de acuerdo o totalmente en desacuerdo con la declaración, lo que indica que no pudieron hablar con sus padres o guardianes sobre temas religiosos.

Elena de White escribió en Testimonio a las iglesias: “Dios diseña que las familias de la tierra serán un símbolo de la familia en el cielo. Los hogares cristianos, establecidos y conducidos de acuerdo con el plan de Dios, se encuentran entre sus agencias más efectivas para la formación del carácter cristiano y para el avance de su trabajo ”(vol. 6, p. 430). La crianza de los hijos es una responsabilidad enorme con resultados que se extienden a la eternidad.

Hoy, si ha disfrutado de una relación cercana con uno o ambos de sus padres o guardianes, tome un momento para decirles cuanto los aprecia. O, si tal vez su relación con sus padres no haya sido tan "celestial", resuelva hacer cambios en la forma en que cría a sus propios hijos o nietos.

 

Para obtener más información sobre el GCMS del 2018, lea las siguientes presentaciones del Dr. David Trim de la Oficina de Archivos, Estadísticas e Investigación:

2018 Annual Council - Global Church Member Survey Data Report | [Watch Video]