Los obstáculos a las ofrendas para la misión global

"Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos..." (Proverbios 3:9)

Si bien puede parecer fácil honrar a Dios de muchas maneras, hay otras maneras en las que honrar a Dios se vuelve más difícil. La Biblia nos recuerda de una de esas una y otra vez: una manera que podemos honrar a Dios es a través de nuestras finanzas. 

En un blog anterior, hicimos un análisis de los factores que motivan a las personas a dar a las misiones de la iglesia. Sin embargo, ahora queremos saber, ¿Qué obstáculos impiden a que nuestros miembros de iglesia contribuyan hacia las misiones de la iglesia?  

Un estudio reciente (2016) realizado por Petr Cincala, René Drumm y Duane McBride en representación de la Oficina de Archivos, Estadísticas e Investigación de la Asociación General (ASTR) y la División de América del Norte, encuestó a 872 miembros de la iglesia norteamericana. El propósito del estudio fue examinar los patrones de donación hacia  la Misión Mundial, y también entender cuáles son  los obstáculos que impiden que entren donaciones al mismo fondo.

Los participantes del estudio identificaron cuatro razones principales por las que no dan a la oferta de la misión de la iglesia:

  1. Una creciente desconfianza o falta de comprensión sobre cómo se administran los fondos
  2. Una preferencia por donar a proyectos locales
  3. Falta de información acerca de proyectos misioneros
  4. Una falta de fondos personales

Quizás la razón más importante citada es la falta de comunicación percibida con respecto a las misiones. Mientras que algunas iglesias pueden poner un mayor énfasis en la ofrenda misionera, algunos miembros encuestados compartieron que nunca escuchan sobre la ofrenda misionera en su iglesia. Estos miembros consideraron que un recordatorio sería útil. Otros mencionaron que les gustaría saber específicamente que proyectos apoyarían con sus donaciones.

Otra razón es la falta de confianza o simplemente la falta de comprensión de la administración de fondos de la iglesia. Los participantes del grupo de enfoque en este estudio mencionaron que no sienten que la administración de la iglesia está en contacto con los proyectos misioneros ni saben si sus fondos se utilizaran de manera apropiada. Como lo expresó un miembro del grupo de enfoque: "" Existe la percepción de que los fondos no se utilizan de forma adecuada... y, por lo tanto, generan desconfianza "(FG9).

Otros miembros compartieron que preferirían donar su dinero a las necesidades locales en lugar de la misión global. Algunos de los que respondieron a los grupos de enfoque compartieron que preferirían donar a su iglesia local para ayudar a cubrir sus gastos (FG4), mientras que otros encuestados ven las necesidades en su comunidad y prefieren alocar sus donaciones a esas necesidades (FG5).

La razón final citada por la que se descuida dar a la ofrenda misionera, es simplemente la escasez de fondos personales. Un miembro del grupo de enfoque 3 compartió: "En esta etapa de mi vida…no estoy en posición de dar tanto...". Los participantes del grupo de enfoque compartieron que sienten que sus propios fondos son inadecuados en comparación con las necesidades que tienen.

 

Aunque gran parte de este tema pude sonar negativo, los participantes de la encuesta también tuvieron ideas sobre cómo aumentar las donaciones a la ofrenda misionera. Estas ideas incluyen:

  1. Más transparencia en el uso de los fondos
  2. Incrementar el uso de recursos existentes
  3. Actualización de mecanismos de donación para que la donación sea más conveniente.

Al pedir más transparencia, los miembros del grupo de enfoque enfatizaron que aprender más acerca de dónde se dirige su dinero los ayudaría a estar más dispuestos a dar (FG7). También compartieron que les gustaría recibir actualizaciones sobre los proyectos a los que les han dado anteriormente (FG9 y FG3).

Los miembros del grupo de enfoque también compartieron que creen que hay recursos actualmente disponibles, o que se han usado en el pasado, que no se están utilizando. Un miembro del grupo de enfoque numero 5 compartió pensamientos sobre uno de esos casos: "Solíamos tener “Mission Spotlight” (un programa informativo acerca de las misiones) pero ya no lo tenemos, eso ha desaparecido... Sé que todas las semanas en la escuela sabática alguien se levantaba y nos contaba una historia misionera. Siempre, y no he oído eso en años”.

La última sugerencia para aumentar las donaciones a la oferta de la misión fue actualizar los mecanismos utilizados para donar. Los participantes de los grupos de enfoque compartieron ideas innovadoras para mejorar la manera en la que se dan ofrendas. Entre ellas estaban: dar electrónicamente, atreves de mensajes de texto, crear una aplicación o un sitio web dedicado a donaciones para proyectos misioneros, y obtener la tecnología para poder usar tarjetas de crédito en la iglesia. Si desea explorar estas formas de contribuir a la misión adventista, lo invitamos a visitar este sitio: https://www.adventistmission.org.

Aunque existen barreras que impiden las donaciones a la misión global de la Iglesia Adventista, evidentemente hay cosas que se pueden hacer para incrementar las ofertas a esta causa vital. Como líderes de la iglesia, es nuestra responsabilidad mantener a los miembros laicos bien informados sobre nuestras necesidades globales, informarles sobre el uso de estos fondos, tomar más responsabilidad y simplificar la forma en que se recopilan y utilizan los fondos. Como miembros laicos, podemos alentarnos unos a otros a aprender sobre estos proyectos de misión global y comprender nuestras responsabilidades hacia los miles de millones que todavía no han escuchado el Mensaje del Tercer Ángel, de los cuales muchos ni siquiera han oído hablar de Jesucristo. Considere su propia congregación: ¿qué pasos podría dar para alentar a los miembros de su iglesia a que aprendan más acerca de las misiones globales, y para apoyarlos regularmente, con generosidad, con oraciones y ofrendas?