Opiniones globales sobre el estado de los muertos

"Porque los que viven saben que han de morir, pero los muertos nada saben, ni tienen más recompensa. Su memoria cae en el olvido.” Eclesiastés 9:5

En comparación a otras denominaciones cristianas, los adventistas tiene una perspectiva diferente sobre la muerta. La mayoría de las otras denominaciones creen que una persona, o por lo menos su alma, va al cielo cuando muere. Al contrario, de acuerdo con las 28 Creencias Fundamentales, los adventistas creen que:

El salario del pecado es la muerte. Pero Dios, el único que es inmortal, concederá vida eterna a Sus redimidos. Hasta aquel día, la muerte es un estado inconsciente para todas las personas. 
› Razones bíblicas: I Tim. 6:15 y 16; Rom. 6:23; I Cor. 15:51-54; Ecles. 9:5 y 6; Sal. 146:4; I Tes. 4:13-17; Rom. 8:35-39; Juan 5:28 y 29; Apoc. 20:1-10; Juan 5:24.

Como podemos ver, esta creencia, tiene una base bíblica y se espera que los miembros de la iglesia adventista alrededor del mundo la acepten. Sin embargo, en la encuesta global de miembros de la Iglesia de 2013 (GCMS) fue evidente que había cierta incertidumbre sobre el asunto. Por ejemplo, una de las preguntas en la encuesta pidió a los participantes que respondieran a la declaración: “Cuando una persona muere, sus restos corporales se descomponen y no tiene más consciencia o actividad hasta que sea resucitada.” Mientras que el 79% de los entrevistados concordaron fuertemente con esa declaración, hubo cinco divisiones que dijeron que estaban muy en desacuerdo: más de 10% en esta categoría, en cada división. Cerca del 13% de los encuestados globalmente mostraron algún grado de desacuerdo con la afirmación.

Para ver si la confusión surgió en la manera que la pregunta fue escrita, los autores del GCMS 2017-18 modificaron la pregunta original sobre el estado de los muertos. En la versión 2017-18 de la encuesta, los miembros de la iglesia fueron solicitados para responder a la declaración, “Cuando una persona muere, su cuerpo \y su alma duerme hasta la resurrección (Q42 11).” Una gran mayoría (alrededor del 90%) estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo con esa creencia; sin embargo, el 4% de los encuestados dijeron que no están seguros de lo que creen y el 6% estuvo en desacuerdo, o totalmente en desacuerdo, lo que puede considerarse una mejora en comparación con los datos de la encuesta en el 2013.

Una segunda pregunta sobre el estado de los muertos (Q42.03) en el GCMS 2017-18 pidió que los miembros de iglesia respondieran a esta declaración: “El alma es una parte separada, espiritual, de la persona, y sigue viviendo después de la muerte,” con la cual el 59% de los encuestados estuvieron en desacuerdo, o totalmente en desacuerdo.

No en tanto, un tercio de los encuestados estuvieron de acuerdo con esta frase y además el 14% de los encuestados dijeron que no están seguros de lo que creen sobre este tema. Esto es preocupante, pues esta creencia contradice directamente las Escrituras y las 28 Creencias fundamentales de la Iglesia Adventista. Como usted puede ver, la incertidumbre sobre este asunto continua.

Considerando que la encuesta GCMS 2013 demostró que hay confusión sobre el estado de los muertos en la membrecía adventista alrededor del mundo, los investigadores decidieron crear más preguntas sobre este tema en la versión 2017-18 de la encuesta, para aclarar las siguientes dudas: ¿qué perspectivas tiene los miembros de la iglesia mundial sobre otros aspectos de la doctrina de los muertos y la resurrección? ¿Cuánto esfuerzo se ha invertido en educar a los miembros ASD sobre este asunto? No deje de leer nuestro próximo blog donde examinaremos las respuestas a estas mismas preguntas.

Para leer más sobre los datos de GCMS 2017-18 en comparación con los resultados de 2013, lea esta presentación del Dr. David Trim de la oficina de Archivos, Estadísticas e Investigación: http://www.adventistresearch.org/sites/default/files/files/AC2018%20-%20...