Personas detrás de los números: Enfoque innovador para la auditoría de miembros de iglesia por la División Sudamericana

¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? Lucas 15:4 (RVR1960)

Cada persona tiene un valor inconmensurable a los ojos de Dios. Él envió a su único Hijo para redimirnos. Hablando sobre la parábola de la oveja perdida, Elena G. de White, hizo una declaración notable diciendo que, “En la parábola, el pastor va en busca de una oveja, la más pequeñita de todas. Así también, si solo hubiera habido un alma perdida, Cristo habría muerto por esa sola"(PVGM 146.2). Esto pone una tremenda responsabilidad sobre todos aquellos que brindan cuidados y nutren a los miembros en los entornos de la iglesia.

La parábola de la oveja perdida subraya también la necesidad de contar las ovejas. Sin contar, el pastor no hubierta descubierto que faltaba una oveja. Esto plantea la importancia de la auditoría de membresía y su relación con la retención de los miembros. Muchos líderes de la iglesia no son grandes admiradores de la auditoría, ya que la ven como una amenaza para el éxito y un mecanismo para disminuir la gran cantidad de miembros. Sin embargo, no todos los líderes comparten esta opinión, algunos campos, como la División Sudamericana (DSA), desarrolló un enfoque positivo con respecto a la auditoría de los miembros de iglesia, para aumentar la atención hacia ellos y la tasa de retención.

En la Cumbre de Nutrición y Retención de 2019, Edward Heidinger Zevallos, Secretario Ejecutivo de esta División, y Charles Edson Rampanelli, Secretario Ejecutivo de la Unión del Sur de Brasil, compartieron su Plan de Excelencia, implementado a principios de 2017, pensado para brindar atención a los miembros que dejaron de asistir a una iglesia local. Los presentadores subrayaron la importancia de la auditoría como un ejercicio que ayuda a verificar los datos en las listas de miembros, organizar un mejor cuidado pastoral y tomar mejores decisiones para la planificación estratégica.
¿Qué se incluye en este Plan de Excelencia? Esta División implementó el Programa de Revisión Continua con el Grupo de Revisión Especial y el Sistema de Secretarios de Distrito que ayuda a los secretarios de las iglesias locales a alcanzar sus objetivos durante el año en cada iglesia de su distrito. Todos los miembros se dividen en cinco categorías: miembros con asistencia regular a la iglesia, miembros con poca asistencia a la iglesia (enfermos, ancianos, personas con necesidades especiales), miembros de la iglesia que asisten a otra iglesia adventista, miembros desaparecidos que no vinieron a la iglesia por más de seis meses y miembros que necesitan ser rescatados (aquellos que no viven en armonía con las doctrinas de la iglesia o el estilo de vida adventista).

Este plan tiene la intención de ayudar a los líderes y pastores de las iglesias a ver a las personas detrás de los números y brindar cuidado pastoral a todos los miembros, especialmente a las dos últimas categorías. No es ningún secreto que muy a menudo hay una falta de información de contacto actualizada de los miembros ausentes y que a menudo se desconocen sus direcciones actuales. Alguien tiene que revisar las listas y actualizar la información.

¿Quiénes son los miembros del Grupo de Revisión Especial? Son personas elegidas por la junta de la iglesia e incluyen a: un pastor, un anciano, un secretario de la iglesia, un tesorero y dos o tres miembros más que estén familiarizados con la congregación particular. Debe funcionar permanentemente. Los miembros pueden ser reemplazados por la junta de la iglesia según sea necesario. La responsabilidad principal de este grupo es revisar las listas de miembros y los miembros del grupo en las cinco categorías, y luego revisar estas categorías cada seis meses. Este grupo se reúne para dar seguimiento al progreso del Programa de Revisión Permanente y presenta su informe a la junta de la iglesia cada seis meses como el primer punto de la agenda de la junta de la iglesia.

La junta de la iglesia también tiene sus responsabilidades en este Plan de Excelencia. Después del informe del Grupo de Revisión Especial, designan a una persona responsable de supervisar el trabajo con cada grupo. Definen qué tipo de servicio o cuidado debe proporcionarse a los miembros en cada categoría y le dan al pastor o anciano de la iglesia la lista de los miembros que abandonaron la iglesia y que pueden incluirse en el Proyecto Reunión (rescate de ex miembros).

El secretario de iglesia es parte del Grupo de Revisión Especial y proporciona una lista actualizada de miembros del Sistema de Membresía Adventista, así como formularios y listas actualizadas de cinco categorías. Además, las responsabilidades del secretario de la iglesia también incluyen una actualización del registro de cada miembro en el Sistema de Membresía después de cada reunión del Grupo de Revisión Especial, el seguimiento del progreso del trabajo realizado con todas las categorías, la organización de los eventos del Proyecto Reunión y la inscripción de todos los miembros en la escuela sabática.

La División Sudamericana, también introdujo otro sistema que impulsa el éxito del Plan de Excelencia: el Sistema de Secretarios de Distrito. Un pastor de distrito puede recomendar un secretario de distrito, que sea de su confianza o también el nombre puede ser elegido a través de la votación. Esta es una posición de liderazgo. Esta persona debe tener la experiencia, el conocimiento técnico, la capacidad de motivar a las personas y ser accesible. La parte principal del trabajo es ayudar a los secretarios de la iglesia local a alcanzar sus metas y progresar en sus responsabilidades. Los secretarios de distrito también realizan evaluaciones trimestrales y anuales del progreso de los secretarios de la iglesia, reuniones trimestrales, visitas ocasionales, llamadas de seguimiento, etc. Este sistema no disminuye el trabajo del Secretario Ejecutivo de la Asociación, pero aumentará en gran medida los resultados en la retención de miembros.

Para que esto suceda, la División Sudamericana dividió el proceso en cuatro etapas: nombramiento, capacitación, misión y motivación. La capacitación incluye detalles particulares, expectativas y herramientas que los secretarios de distrito pueden usar. Esto puede hacerse a través de videoconferencias, capacitación en línea, capacitación presencial por parte del Secretario Ejecutivo, auditor, o mediante reuniones anuales de secretarios de distrito.

Este plan ayudó a mejorar la retención de los miembros de iglesia.
Durante los últimos dos años, aproximadamente 54,000 ex miembros regresaron a la Iglesia Adventista. Y la cantidad de miembros que no asistían a la iglesia disminuyó. ¡Siempre debemos recordar el valor inconmensurable de cada persona y tratar de ver a las personas detrás de los números en las listas de la iglesia! 

Basado en las presentaciones de PowerPoint de Edward Heidinger Zevallos y Charles Edson Rampanelli en la Cumbre de Nutrición y Retención de 2019. Puede encontrar presentaciones de su seminario aquí
Las estadísticas de membresía de cada División se pueden encontrar en los informes estadísticos anuales de ASTR.

blog escrito por Galina Stele