Una relación con Cristo: Tendencias mundiales 2013 vs. 2018

 
Abro mi corazón
Abro mi corazón
Ve, entra, Jesús 
dame gozo y luz,
te abro mi corazón
 

¿Recuerdas haber cantado esta canción cuando eras pequeño? O tal vez tus hijos la cantaron cuando estaban en la Escuela Sabática. Esta canción es muy simple, en realidad es solo un corito, pero en estas pocas palabras hay una invitación que abre la puerta a la vida sin comparación: una relación con Jesucristo.

Como parte de los últimos dos Estudios Globales de Miembros de la Iglesia (GCMS), se les preguntó a ellos si creen en un Dios personal que busca una relación con los seres humanos. La gran mayoría (84.4%) de los encuestados en el año en 2013 estuvo totalmente de acuerdo con esta idea, mientras que, si sumamos a los que están medianamente de acuerdo, llegamos a un total de 95% de ellos. Solo uno de cada veinte encuestados estuvieron en desacuerdo.

Cuando se hizo la misma declaración a los encuestados 2017-2018, los resultados fueron similares; El 94% estuvo de acuerdo en que creen en un Dios personal que busca una relación con los seres humanos. Solo un pequeño porcentaje (2.9%) declaró que no estar seguros y otro 3.1% declaró estar totalmente en desacuerdo.

En general, los datos de las encuestas de 2013 y 2017-2018 muestran que la gran mayoría de los adventistas entiende que Dios quiere tener una relación personal con ellos. ¡Estas son buenas noticias! Sin embargo, uno puede notar que hay una disminución de 10 porciento en los que respondieron que están "totalmente de acuerdo". Esto es preocupante.
Tanto en el GCMS 2013 como el 2017-2018 se preguntó si los miembros de todo el mundo sienten que se salvan en el momento en que creen y aceptan el sacrificio que Jesús hizo por ellos. Los datos de 2013 revelaron que cuatro de cada cinco (79.3%) creen firmemente que esto es cierto, y otro 13.2% está medianamente de acuerdo. Menos de uno de cada diez (7.5%) estuvo totalmente en desacuerdo en una medida u otra.

 

Sin embargo, cuando se hizo la misma pregunta a los encuestados del GCMS 2017-18, alrededor de dos tercios de los encuestados estuvieron totalmente de acuerdo con esta declaración y casi un cuarto estuvo de acuerdo. El total de las dos respuestas es del 90% en comparación con el 92.5% en 2013, pero aquellos que están totalmente de acuerdo cayeron en 13 puntos porcentuales. En consecuencia, la proporción de miembros que no están de acuerdo con la declaración aumentó y juntos ahora totalizan 10%. Aunque estos resultados son alentadores porque muestra que los miembros de la iglesia en todo el mundo entienden ampliamente que la salvación viene solo a través de una relación personal con Jesucristo, cuando comparamos los resultados de las dos encuestas no podemos sino preocuparnos. Al responder a estas dos preguntas, mientras que el total que estuvo de acuerdo permaneció más o menos igual, hubo una disminución significativa en la respuesta totalmente de acuerdo. ¿Es esta una tendencia emergente? ¿O evidencia de la necesidad que surge de traer una mejor comprensión de lo que Jesús ha hecho por nosotros? ¿Podría significar que la lucha relacionada con las preguntas a cerca de nuestra salvación (ver nuestro blog anterior) obstaculiza la fuerte seguridad de los miembros en la gracia salvadora de Jesús?

Dios quiere una relación con nosotros. Está ansioso por revelarse a nosotros a través de cualquier cosa que nos llame la atención: principalmente las Escrituras, pero también a través de personas, desafíos y milagros. Él quiere ser reconocido por nosotros, para poder ayudarnos. Quiere quitar nuestras cargas y darnos alegría, quiere salvarnos de la consecuencia final de nuestros pecados porque nos ama mucho. Jesús quiere que creamos en Él y lo invitemos a entrar en nuestros corazones, desea tener una relación personal con nosotros, conocernos y ser reconocido. Él quiere que tengamos la seguridad de que lo que ha hecho es suficiente para nuestra salvación, si lo aceptamos. Él dijo: “ Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano” (Juan 10:28, NVI). ¡Qué privilegio es que nuestro Dios y Salvador desee conocernos tan íntimamente y se haga accesible para lo conozcamos a él!
 

Puede encontrar más información sobre el GCMS 2018 aquí en el Informe de metaanálisis

 


Creado en colaboración con el  Institute of Church Ministry