Aplicando nuestra relación con Cristo: resultados de madurez de la fe de las Encuestas de Miembros de la Iglesia Global (GCMS) de 2013 y 2017-18

A lo largo de su ministerio, Jesús sirvió a su Padre a través del amor y cuidado de los necesitados. Cuando consideramos nuestras relaciones con los demás, ¿realmente los amamos como Jesús? Como parte de las Encuestas de Miembros de la Iglesia Global (GCMS) de 2013 y 2017-18, se les preguntó a los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día mundial cómo se perciben a sí mismos, en las áreas relacionadas con la madurez de la fe (es decir, la fortaleza de la relación de una persona con Dios y cómo esa relación influye en sus relaciones sociales).

En ambas encuestas, se preguntó con qué frecuencia se sienten responsables de reducir el dolor y el sufrimiento en el mundo. 
La encuesta del 2013 reveló que el 74% se siente responsable ya sea Muy a menudo o A menudo. Sin embargo, menos de uno de cada cinco (17%) encuestados, A veces se sintieron de esta manera, mientras que aproximadamente uno de cada diez (9%) informó que Casi nunca o Nunca se sintieron responsables de reducir el dolor y el sufrimiento.

Cuando se hizo la misma pregunta en la encuesta 2017-18, un poco menos (69%) de los encuestados informaron que Muy a menudo o A menudo, se sienten responsables de reducir el dolor y el sufrimiento en el mundo, aunque los resultados para "A veces" fueron los mismos. Además, un poco más (18%) que los encuestados en el estudio de 2013, compartieron que A veces sentían esta responsabilidad, y un número mayor (13%) admitió que  Casi nunca o Nunca lo sentían de esta manera.

Si bien los miembros de todo el mundo parecen estar bastante preocupados por el bienestar de los demás, ¿cómo ponen en práctica esta preocupación? Con esta pregunta en mente, el GCMS 2013 preguntó a los participantes con qué frecuencia daban su tiempo y dinero para ayudar a otras personas. Más de la mitad (56%) de los miembros informaron que Muy a menudo o A menudo, daban su tiempo y dinero para ayudar. Sin embargo, una cuarta parte (26%) informó que solo lo hicieron A veces, mientras que casi uno de cada cinco (18%)  Casi nunca o Nunca dio su tiempo y/o dinero para ayudar a otros. ¿Podría ser que quizás los encuestados quisieran dar su tiempo o dinero por separado, lo que resulta en un menor involucramiento en el dar?

El GCMS 2017-18 dividió este ítem de la encuesta en preguntas separadas, preguntando a los encuestados si dieron su tiempo y dinero por separado. Curiosamente, en líneas generales parecen estar más dispuestos a dar su tiempo que su dinero. Mientras que el 57% dijo que Muy a menudo o A menudo daban su tiempo para ayudar a las personas, solo el 45% lo hacía con su dinero. Los resultados muestran la misma tendencia en cada categoría: hay una brecha del 8% entre dar tiempo y dar dinero en la categoría "Muy a menudo", una brecha del 5% en la categoría "A menudo", y desafortunadamente, la brecha aumenta en categorías "Casi nunca” o “Nunca ", mientras que 18% de los encuestados  Casi nunca o Nunca dieron su tiempo. Muchos más (30%) encuestados Nunca dieron su dinero para ayudar a otros. Parece que a los miembros de todo el mundo les resulta más difícil renunciar a su dinero que a su tiempo.

 

Cuando se les preguntó con qué frecuencia muestran que les importa reducir la pobreza en la sociedad, los participantes informaron un menor interés en ayudar en 2017-18 que en 2013. 
El estudio de 2013 mostró que tres de cada cinco (60%) de los encuestados Muy a menudoA menudo mostraron que les importaba, con un 18% compartiendo que Casi nunca o Nunca lo hicieron; En el estudio 2017-18, solo la mitad de los encuestados Muy a menudo o A menudo demostraron que les importa, y el diez por ciento más (27%) Casi nunca o Nunca lo hicieron. Por lo tanto, en todos los ámbitos, los miembros en el GCMS 2017-18 informaron menos sentimientos de responsabilidad por el dolor y el sufrimiento, además de mostrar que les importa menos reducir la pobreza, que a los miembros de la encuesta de 2013.

Tanto en la encuesta de 2013 como en la de 2017-18 se interrogó acerca de si los adventistas aplican su fe a los problemas políticos y sociales. El GCMS de 2013 mostró que casi la mitad (47%) de los encuestados Muy a menudo o A menudo lo hicieron, y el 35% informó que  Casi nunca o Nunca lo hicieron. La encuesta de 2017-18 tuvo un número similar (49%) de encuestados que informaron que Muy a menudo o A menudo aplicaban su fe a problemas sociales, mientras que el 34% Casi nunca o Nunca lo hizo.

Con todo esto en mente, ¿cómo evalúan los adventistas de todo el mundo sus vidas en términos de estar llenos de significado y propósito? La mayoría (85%) de los encuestados en la encuesta de 2013 informaron que Muy a menudo o A menudo sentían que su vida estaba llena de significado y propósito. Uno de cada diez admitió que A veces sentían de esta manera, mientras que los encuestados restantes informaron que Casi nunca o Nunca sentían que su vida tenía sentido y propósito.

Los resultados de la encuesta 2017-18 fueron similares, ya que el 83% de los encuestados informaron que su vida Muy a menudo o A menudo estaba llena de significado y propósito. Aproximadamente uno de cada diez encuestados informó que A veces sentían de esta forma, mientras que nuevamente un pequeño porcentaje expresó, Casi nunca o Nunca  tener un sentido y propósito en sus vidas.

Por lo tanto, ambos GCMS muestran que hay un número considerable de miembros de la Iglesia Adventista que están preocupados por el dolor y el sufrimiento en el mundo y están dispuestos a participar en la reducción de la pobreza y aplicar su fe a los problemas políticos y sociales. Sin embargo, los resultados de las preocupaciones son más altos que los resultados de las acciones reales. Los miembros de la iglesia también parecen estar más dispuestos a dar su tiempo que su dinero. Desafortunadamente, los resultados del GCMS 2017-18 son más bajos en cada pregunta en comparación con los resultados de 2013. Al mismo tiempo, ambas encuestas demuestran que, en general, una gran mayoría de los adventistas de todo el mundo tienen un significado y un propósito en su vida que es un gran testimonio de su fe viva.
 
Cuando consideras tus propias respuestas a estas declaraciones, ¿cómo te evalúas? ¿Coincides con la mayoría de los participantes mundiales o eres un caso atípico? No importa cuál sea tu respuesta, la pregunta más importantes es: ¿Estás buscando ser más como Jesús todos los días, amando a Dios y amando a los demás como Él lo hizo?
 
Si estás interesado en obtener más información sobre la madurez de la fe, consulta nuestros blogs anteriores sobre este tema y también el informe de Metaanálisis:
 
 
 
 

Creado en colaboración con el  Institute of Church Ministry