Puntos de vista a nivel mundial sobre la utilización del método de Cristo

Sólo el método de Cristo será el que dará éxito para llegar a la gente. El Salvador trataba con los hombres como quien deseaba hacerles bien. Les mostraba simpatía, atendía a sus necesidades y se ganaba su confianza. Entonces les decía: “Seguidme”.1

(Original en ingles: Ellen White, Ministry of Healing, 9:143)

Cuando Jesús estuvo en la Tierra, no tuvo miedo de relacionarse con la gente de manera personal. Antes de tratar de convertirlos o persuadirlos de que se arrepintieran de su pecado, Él descendió y simplemente los amó donde estaban. Vemos esto a lo largo de los Evangelios:

  • Jesús entró en contacto con la mujer samaritana en el pozo y escuchó su historia, aunque ya sabía todo sobre ella (Juan 4).
  • Jesús cenó en la casa de Zaqueo, aunque los líderes religiosos murmuraron (Lucas 19).
  • Jesús lloró con María y Marta cuando murió su hermano Lázaro, aunque sabía que estaba a punto de resucitarlo de entre los muertos (Juan 11).

La capacidad de Jesús para sentir toda la gama de emociones del ser humano, así como su voluntad de comprometerse con la humanidad en medio de su pecado, proporcionó un método único para alcanzar a la raza humana. Hoy en día, este método debería servir como modelo definitivo para relacionarse con aquellos que aún no conocen a Cristo.

En el Estudio mundial de miembros de la iglesia 2017-18 se les preguntó a los participantes si estaban de acuerdo con que el método de Cristo es eficaz; es decir, para poder alcanzar a las personas para Cristo, debemos conocerlas y conocer sus necesidades antes de predicar el evangelio. La mayoría (87%) estuvo de acuerdo con que el método de Cristo es una forma fructífera para llegar a las personas. Curiosamente, el 7% no estuvo de acuerdo y el mismo número de participantes no estaba seguro, lo que plantea la pregunta: ¿qué otros métodos podrían ser más efectivos?

Es probable que seguir el método de Cristo no sea algo natural para todos los miembros de la iglesia. Por lo tanto, uno podría preguntarse hasta qué punto las iglesias locales ofrecen capacitación sobre este método de evangelización. Cuando se les preguntó sobre la capacitación de su iglesia local, siete de cada diez (70%) de los encuestados estuvieron de acuerdo o muy de acuerdo en que su iglesia ofrece tales oportunidades; ¡Este es un número alentador! Sin embargo, el 30% estuvo en desacuerdo hasta cierto punto o no estaba seguro, lo que indica que su iglesia no ofrecía capacitación sobre el método de evangelización de Cristo o que no lo sabían.

También se les preguntó a los miembros de la Iglesia sobre la eficacia de su iglesia para comunicarse con culturas, clanes, tribus y lenguas, una parte esencial para conocer la gente en el lugar donde se encuentra. Tres de cada cinco (60%) encuestados creían que su iglesia se comunica eficazmente en un contexto diverso; sin embargo, casi una cuarta parte (24%) no estaba seguro y el 16% estaba en desacuerdo en un grado u otro. Esta parece ser un área en la que se necesita crecimiento y mejora.

Cuando examinamos el mundo que nos rodea hoy, parece que hay más desarmonía y tensión que nunca. Las tensiones raciales parecen estar en su punto más alto, los políticos están luchando para que sus voces sean escuchadas y la pandemia global de COVID-19 está en la mente de todos. Como Iglesia, sería fácil para nosotros refugiarnos en la comodidad de nosotros mismos. Sin embargo, cuando consideramos cómo actuó Cristo, parecería que vivimos en un período en el que el método de Cristo se necesita más desesperadamente que nunca.

¿Cuáles serían las medidas que se deberían tomar para implementar de una mejor manera el método de Cristo?¿Cómo se reflejaría esto en su comunidad?

  • ¿A qué tipo de audiencia estaría dirigida?
  • ¿Cuál es su necesidad insatisfecha más básica?
  • ¿Cuáles son algunos de los pasos concretos que puede tomar para satisfacer esa necesidad?
  • ¿Cómo puede continuar desarrollando relaciones una vez que se satisface la necesidad básica?
  • ¿Cómo medirá el éxito? ¿Cómo se manifestará ese éxito?

Basándonos en los datos de GCMS de 2017-18, podemos ver que existe la necesidad de entrenar mejor a los miembros en el método de Cristo, así como también ampliar su capacidad para comunicarse de manera más efectiva con diversas comunidades. Teniendo esto en mente:

  • ¿Qué programa de capacitación puede implementar en el próximo mes, trimestre o año para ayudar a los miembros a familiarizarse más con el método de Cristo para alcanzar a las personas?
  • ¿Cómo puede su iglesia en su conjunto, así como los miembros individualmente, mejorar su comunicación con diversas comunidades?
  • Una vez que haya completado el entrenamiento, ¿cuáles son algunos de los pasos concretos que su iglesia puede tomar después de completar la capacitación para implementar el método de Cristo en su comunidad?

Teniendo esta valiosa comprensión del método de Cristo durante más de un siglo, ¿deberíamos, como adventistas, hacer aun más esfuerzos para practicarlo en estos tiempos difíciles?

Que nuestra simpatía por las personas y el ministrarlas en sus necesidades los acerque más a Cristo, la única Fuente de verdadera felicidad y salvación.

Para obtener más información sobre la Encuesta mundial a los miembros de la iglesia (GCMS) 2017-18, vaya al Informe de metaanálisis.

 

Creado en colaboración con el Instituto del Ministerio de la Iglesia 


Creado y traducido por el equipo ASTR


1  Elena G. de White Ministerio de curación, 102 (Versión usada arriba)