Puntos de vista mundiales sobre las características de los pastores y el liderazgo de la iglesia local

“Y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia” Jer. 3:15, (RVR 1960).

Los pastores y otros líderes de la iglesia tienen una responsabilidad especial dada por Dios, de dirigir sus iglesias de manera que constantemente apunten a Jesús. Es cierto que tales líderes son humanos y no se puede esperar que lideren perfectamente en este mundo pecaminoso, sin embargo no es una excusa para que hagan un mal trabajo. El liderazgo de la iglesia debe ministrar a sus congregaciones adhiriéndose a un estándar celestial más alto.

Como parte de la Encuesta Mundial de Miembros de la Iglesia (GCMS) de 2013, se preguntó a los miembros de todo el mundo acerca de sus perspectivas sobre las diferentes características pastorales. Una de esas características fue el desempeño de los pastores locales cuando se trata de relaciones interpersonales. Casi el 74% de los encuestados contestó que su pastor casi siempre o a menudo ayudaba en momentos de necesidad, y el 64% de los encuestados dijo que su pastor casi siempre o a menudo era sensible a las necesidades de los demás. Sin embargo, menos del 50% dijo que sus pastores demostraron casi siempre alguna de estas características. Además, el 10% consideró que sus pastores nunca o rara vez ayudaban en momentos de necesidad, mientras que el 15% pensaba que sí eran sensibles a las necesidades de otras personas.

A picture containing screenshotDescription automatically generated

Otro aspecto importante de ser un buen pastor incluye el liderazgo espiritual y la predicación eficaz. Cuando se preguntó a los encuestados de la GCMS de 2013 si su pastor local es un predicador eficaz, cuatro de cada cinco (79%) compartieron que su pastor es casi siempre o a menudo un buen predicador. Muchos miembros (73%) también expresaron que su pastor es inspirador. Además, cuando se les preguntó si creen que su pastor muestra un verdadero liderazgo espiritual, más de la mitad (54%) respondió que casi siempre lo hace; otra cuarta parte (25%) contestó que su pastor a menudo muestra un verdadero liderazgo espiritual. Aunque estos son buenos resultados, hay espacio para crecer en la categoría Siempre/casi siempre.

Chart, bar chartDescription automatically generated

Cuando se les preguntó acerca de la receptividad de su pastor a nuevas ideas, dos de cada cinco encuestados (42%) informaron que su pastor casi siempre es receptivo, mientras que el 27% informó que a menudo es receptivo. Curiosamente, uno de cada diez (10%) de los encuestados indicó que su pastor nunca es receptivo a nuevas ideas. La mayoría de los miembros (77%) expresaron que su pastor está entusiasmado con su trabajo. Además, siete de cada diez (71%) miembros informaron que su pastor es meticuloso en sus deberes pastorales. Sin embargo, nuevamente el 10% respondió que su pastor nunca es minucioso en sus deberes. Si bien es alentador que la mayoría de los miembros de la iglesia hayan tenido experiencias positivas con su pastor en estas áreas, definitivamente hay espacio para el crecimiento, especialmente en las áreas de receptividad a nuevas ideas y ser meticuloso en los deberes pastorales.

A picture containing screenshotDescription automatically generated

¿Cómo le va al liderazgo de la iglesia local, en general, en áreas similares? Cuando se trata de relaciones interpersonales, la mayoría (78%) de los miembros de la iglesia sienten que es fácil hablar con los líderes de su iglesia. Un número similar (77%) también cree que el liderazgo de su iglesia local hace lo suficiente para interactuar con los feligreses. Sin embargo, cuando se les pidió que respondieran a la declaración negativa, “El liderazgo de mi iglesia no está en contacto con las necesidades de la iglesia local”, más de dos de cada cinco miembros (42%) estuvieron de acuerdo en un grado u otro. Parecería que hay más cosas sucediendo debajo de la superficie de lo que parece cuando se trata de relaciones interpersonales con el liderazgo de la iglesia.

A picture containing screenshotDescription automatically generated

Cuando se les preguntó si el liderazgo de su iglesia local está abierto a nuevas ideas, poco más de dos tercios de los encuestados (70%) creen que esto es cierto para su iglesia. Estos números son comparables a los recibidos por los pastores. Un número similar de miembros (69%) siente que el liderazgo de su iglesia es creativo.

A picture containing screenshotDescription automatically generated

Se preguntó a los encuestados sobre cómo los líderes de la iglesia local la apoyan en general. Cuatro de cada cinco miembros (80%) sienten que los líderes de su iglesia están activos en ayudar a la iglesia local. Una cantidad similar (80%) cree que los líderes de su iglesia local son efectivos para comunicar claramente la misión de la iglesia. Cuando se preguntó a los participantes de la GCMS si los líderes de su iglesia local apoyaban la participación de los jóvenes en la adoración, la mayoría (80%) indicó que sí. Eso es interesante ya que la presencia y participación de los jóvenes tiende a ser un área de debilidad en muchas iglesias adventistas. Surge la pregunta de hasta qué punto los jóvenes participan en la adoración. ¿Están leyendo las Escrituras diariamente?, ¿Están ayudando con las ofrendas, están realmente involucrados en todos los aspectos de la adoración? También es importante señalar que solo alrededor de un tercio de los encuestados indicaron que los líderes de su iglesia local casi siempre estaban activos en ayudar a sus congregaciones, comunicaban claramente la misión de la iglesia y apoyaban la participación de los jóvenes en la adoración.

A picture containing screenshotDescription automatically generated

En general, los miembros de la iglesia parecen responder bien a sus pastores y al liderazgo de la iglesia local. Sin embargo, los líderes deben utilizar las respuestas de estos miembros como un desafío para mejorar sus interacciones con los feligreses y su eficacia como líderes. ¿Cómo puede usted, personalmente, utilizar esta información para adaptar su relación con su iglesia local? ¿Sabe cómo los miembros de la iglesia perciben su liderazgo? Quizás podría realizar una encuesta en su congregación local. Puede evaluar cómo le está yendo a su equipo de liderazgo y cómo los miembros de la iglesia perciben su liderazgo.

“Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña. Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro” Gal 6: 3-4 (RVR1960).

Descubrir que hay margen de mejora no es una señal de fracaso, sino que podría proporcionar motivación para actuar sobre algunos cambios atrasados ​​de los que se habló pero que aún no se han implementado.

 

Creado en colaboración con el Instituto del Ministerio de la Iglesia 


Creado y traducido por el equipo ASTR