Aspectos del cuidado y la nutrición en la División Interamericana

 

En Mateo 22: 37-39 RVR1960, “Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.  Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. En el blog de esta semana, examinaremos cómo la División Interamericana (DIA) toma en serio este mandato y el impacto que estas acciones tienen en la iglesia generacional.

Información de la División

La Encuesta mundial a los miembros de la Iglesia 2017-2018 (GCMS 2017-18) se llevó a cabo en nombre de la Oficina de Archivos, Estadísticas e Investigaciones de la Asociación General, que recopiló datos de las Divisiones de la Iglesia Adventista de todo el mundo. El doctor Ramón Díaz-Valladares, y su equipo de la Universidad de Montemorelos recopilaron los datos de la DIA. La muestra estuvo formada por 5.185 participantes, miembros de 23 Uniones. Más de la mitad (55%) eran mujeres y el 45% restante eran hombres.

Una iglesia multigeneracional

El GCMS 2017-18 reveló que muchos adventistas de la DIA provienen de un linaje de fe. Casi una cuarta parte (27%) de los participantes de la encuesta eran adventistas de segunda generación (es decir, uno o ambos padres eran adventistas), y otra cuarta parte (25%) eran adventistas de tercera generación (es decir, uno o ambos de sus abuelos eran adventistas). ¡El siete por ciento de los encuestados informó que al menos uno de sus bisabuelos era adventista, mientras que otro 8% informó ser adventistas de quinta generación o más!

Curiosamente, más de dos de cada cinco (43%) encuestados del GCMS 2017-18 informaron que eran adventistas de primera generación. A partir de estos hallazgos, parece que si bien la Iglesia Adventista en la DIA tiene una historia sólida y raíces generacionales profundas, continúa creciendo y ganando nuevos miembros. Estos hallazgos apuntan a la necesidad de programas de discipulado y apoyo en las iglesias locales, especialmente para las personas sin raíces adventistas en sus familias.

Nutrir dentro de la iglesia

¿Cómo percibieron los encuestados de la DIA el cuidado y la nutrición de la iglesia hacia los demás? En general, cuatro de cada cinco (81%) de los encuestados de la DIA sintieron que los miembros de su iglesia local necesitaban aumentar su nutrición hacia los demás en un grado u otro. Solo el 15% creía que su iglesia proporcionaba la cantidad adecuada de nutrición.

Curiosamente, cuando se les pidió a los miembros que evaluaran como se nutrieron de los demás en su iglesia local, un número aún mayor (84%) de los encuestados indicó que creían que ellos mismos necesitaban aumentar la nutrición de otras personas. Si bien es bueno que los miembros reconozcan su propia necesidad de cambio y crecimiento, esa comprensión solo es útil si ellos actúan en consecuencia. Idealmente, este hallazgo debería obligar a los líderes de la iglesia a encontrar formas de aumentar el cuidado y la nutrición de sus feligreses.

 

Esfuerzos para recuperar ex miembros

Cuando se les preguntó a los miembros sobre los esfuerzos de su iglesia local para recuperar a los antiguos miembros, una gran mayoría (87%) sintió que su iglesia necesitaba aumentar sus esfuerzos. Menos de uno de cada diez (9%) sintió que los esfuerzos de la iglesia para recuperar a los antiguos miembros estaban al nivel correcto.

Cuando los encuestados evaluaron su propia participación en la recuperación de antiguos miembros, un número similar (87%) de los encuestados compartió que sentían que podían o deberían hacer más para recuperar a los que dejaron la iglesia.

Si bien la Iglesia en la DIA parece ser una mezcla de nuevos adventistas y aquellos que tienen una larga historia generacional en la Iglesia, la mayoría de los miembros de la iglesia ven una falta de cuidado y nutrición suficientes, tanto para los miembros de la iglesia como para los que se han dejado. Esto no solo debe ser un llamado a la acción para el liderazgo de la Iglesia en la DIA, sino que también debe hacer que el liderazgo de la iglesia en cada Asociación, Unión y División considere cómo reforzar la Iglesia hoy para que pueda ser más fuerte mañana.“

Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;… Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria”.(1Pedro 5: 2, 4 RVR1960).

Para obtener más información sobre la muestra total del GCMS 2017-18, consulte el Informe de metaanálisis.

Para obtener más información sobre los hallazgos de la DIA, consulte el Informe GCMS de la DIA 2017-18.

 

Creado en colaboración con el Instituto del Ministerio de la Iglesia 

Publicado y traducido por ASTR el 07-04-2021.